"La Habana es una mezcla fabulosa, una ciudad que no tiene un solo estilo, que los tiene todos. Y ahí está su belleza"

La Habana

Fundada en 1519, en ocasión de su tercer y definitivo asentamiento junto al Puerto de Carenas, la Villa de San Cristóbal de La Habana devino escala obligada de buques en su ruta hacia y desde el Nuevo Mundo; gracias a las excelentes condiciones naturales y a la estratégica posición geográfica de la bahía de su mismo nombre. Su Centro Histórico tiene una superficie de 2,14 kilómetros cuadrados, intensamente poblados, que conservan su carácter de residencia y abarcan tanto la antigua Habana Intramuros como el llamado Reparto de las Murallas; un nuevo desarrollo urbano asociado a la demolición en la segunda mitad del Siglo XIX de esa importante obra defensiva. Tras cinco siglos de historia, el antiguo recinto amurallado es un territorio compacto, estructurado a partir de una red de plazas, plazuelas y otros espacios públicos, donde dominan la estrechez de sus calles y la continuidad de la línea de fachada, debida en su momento a la obligada medianería. La relativa irregularidad del trazado provoca visuales de gran interés: las plazas y sus portales corridos, las perspectivas que cierran algunas calles al quebrarse y la permanente relación con el mar. Hacia extramuros cambia la trama, las calles ganan en amplitud y cobran peso el espacio libre y las áreas verdes, mientras las edificaciones ganan en jerarquía y monumentalidad. En el borde costero destaca el valor paisajístico, especialmente en el canal del puerto, con las viejas fortalezas que lo flanquean, los espigones y las instalaciones industriales. Declarado Monumento Nacional en 1978, el Centro Histórico de La Habana es considero también zona priorizada para la conservación y de alta significación para el turismo. En 1982 la parte antigua de la ciudad y su sistema de fortificaciones merecieron su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial. Gracias a la meritoria labor de la Oficina del Historiador de la ciudad, en el Centro Histórico de la Habana tiene lugar un proceso de revitalización integral, cuyo modelo de gestión constituye referente paradigmático a nivel internacional.