"Despojada de catedrales monumentales e imponentes fortalezas militares (...). Fiel espejo de la arquitectura colonial —con casas de alto puntal, grandes ventanas con rejas, portones de madera preciosa, tejas rojas, calles de piedra…—, la ciudad enamora a quienes prefieren estar cerca de las raíces cubanas."

Trinidad

Fundada en 1514 por el adelantado Diego Velázquez de Cuéllar, la otrora Villa de la Santísima Trinidad devino una prospera región al centro sur de la Isla, entre el mar Caribe y la Sierra de Guamuhaya, a partir del desarrollo del contrabando, la ganadería, el tabaco, la industria azucarera y la trata de esclavos africanos. Razones históricas condicionaron el declive económico de Trinidad y que la villa mantuviese intactos sus atributos arquitectónicos y urbanísticos hasta bien entrado el siglo XX. Trinidad, dueña de un paisaje natural y urbano irrepetible, conserva casi inalterado un conjunto arquitectónico de excepcionales valores en el que destacan su Plaza Mayor, la Iglesia Parroquial, plazas y plazuelas conectadas por calles empedradas, edificaciones señoriales con tejados de barro y representativas de los estilos barroco, neoclásico y ecléctico. Su Centro Histórico, uno de los sitios patrimoniales más completos y mejor preservados de Hispanoamérica, es poseedor de una trama urbana irregular y policéntrica, en la que se conservan añejas edificaciones, construidas entre los siglos XVII y XIX, que por su valor artístico y arquitectónico le confieren un alto grado de monumentalidad. Atendiendo a la relevancia y la significación de sus valores patrimoniales, en 1978 el Centro Histórico de Trinidad fue declarado Monumento Nacional y diez años después mereció su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial, reconociéndose además el trabajo de conservación realizado durante años. Esta declaratoria de la UNESCO incluyó también al Valle de los Ingenios, que ubicado a escasos kilómetros de la ciudad, constituye un paisaje cultural, indisolublemente unido a la historia socioeconómica cubana; donde se conservan numerosos sitios arqueológicos, casi todos antiguos emplazamientos de trapiches e ingenios de los siglos XVIII y XIX, y trece casas-haciendas, representativas de la tipología rural de plantación del siglo XIX. Lugares de Interés: • Plaza Mayor • Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad • Museo de Arquitectura Colonial • Museo Romántico • Museo de Lucha Contra Bandidos • Museo Municipal de Historia • Valle de los Ingenios (Ingenio Manca Iznaga).