El amorMadrea la Patriano es el amor ridículo a la tierrani a la hierba que pisan nuestras plantas

Matanza

Existen distintas versiones acerca de la vida de Luis Pérez Orozco. El padre Bartolomé de las Casas refiere en sus crónicas que en 1509 en la bahía de Guanimar los aborígenes atacaron a un grupo de españoles que navegaban por esa zona. Bernal Díaz del Castillo recuerda incluso los nombres de tres de los supervivientes de aquel ataque. En recuerdo a aquel suceso, en 1513 la ensenada de Guanimar adoptó el nombre de Matanzas y al fundarse la ciudad el 12 de octubre de 1693 se le llamó San Carlos y San Severino de Matanzas1​.