"En esta villa la vista se puede deslumbrar ante la arquitectura colonial o un simple detalle, y sobrevenir el asombro al escuchar sobre sus mitos y leyendas."

Remedios

Ubicada al norte de la región central de la Isla, la Villa de San Juan de los Remedios debe su origen a un asentamiento cercano al litoral, conocido en las primeras décadas del siglo XVI como Santa Cruz de la Sabana o de Vasco Porcallo, en honor a su fundador. A mediados del siglo XVI, al constituirse su propio ayuntamiento, el poblado fue reconocido como la octava villa de Cuba, siendo trasladada y reconstruida tierra adentro, en su actual emplazamiento, luego del saqueo y la destrucción de un ataque pirata en 1578. Con la introducción del cultivo de la caña de azúcar y del tabaco a finales del siglo XVII y principios del XVIII en el territorio, quedó atrás la economía basada en la agricultura de subsistencia y la ganadería. Hacia la cuarta década del siglo XIX, el auge de la industria azucarera aceleró el establecimiento de ingenios y la construcción de obras de infraestructura, fundamentalmente ferroviarias. Las precarias construcciones de tabla, embarrado y guano alrededor de una plaza central siguiendo el dictado de las Leyes de Indias, cedieron ante un desarrollo urbano mayor; pletórico de edificaciones religiosas, civiles y residenciales. A finales del siglo XVIII se concretó la existencia de dos iglesias en una misma plaza y surgieron edificaciones de gran esplendor. Aumentaron las dimensiones espaciales, se redujeron los motivos decorativos, se adicionaron arcadas interiores y azoteas, simplificándose la arquitectura urbana y creándose espacios interiores amplios, elegantes y luminosos. El siglo XIX aportó edificaciones de mayor realce arquitectónico, en las que materiales como la madera, el ladrillo y el hierro fundido fueron empleados en la decoración de puertas y techos o como ornamento en aleros, capiteles y portadas. Desde entonces, los vitrales policromados y los portafaroles se convirtieron en un elemento típico de la ciudad. Remedios atesora también las famosas Parrandas Remedianas; una de las tres fiestas nacionales de Cuba declarada desde el año 2013 Patrimonio Cultural de la Nación. Esta festividad de origen religioso enfrenta amigablemente a los remédianos en dos bandos que compiten por el reconocimiento a su ingenio, creatividad e imaginería, durante una noche y una madrugada llenas de canto, baile y euforia. El Centro Histórico de Remedios conserva hasta hoy símbolos arquitectónicos de significativo valor como testimonio de una floreciente villa colonial, una vasta impronta cultural y tradiciones populares que le hacen merecedor desde 1980 de la condición de Monumento Nacional. Lugares de Interés: • Plaza Mayor, antigua Plaza Isabel II (actual Parque Martí) • Parroquial de San Juan Bautista • Ermita de Nuestra señora del Buen Viaje • Museo de las Parrandas Remedianas • Casa Museo “Alejandro García Caturla” • Museo Municipal de Historia Francisco Javier Balmaseda • Monumento a los Mártires de la Patria