Ciudades Patrimoniales

Cienfuegos

Villa de Fernandina de Jagua

Fundada en 1819 en el centro sur de la isla por colonos franceses durante el dominio colonial español, la otrora Villa de Fernandina de Jagua fue favorecida por un acelerado desarrollo de la industria azucarera y la actividad portuaria que propició un esplendido florecimiento cultural. Su centro histórico fue construido bajo los cánones geométricos del neoclásico, enriquecido con elementos de un eclecticismo espectacular que se pone de manifiesto en fachadas, pavimentos, carpintería, herrería y vitrales. Entre los excepcionales valores urbanísticos de Cienfuegos destacan su trazado rectilíneo y simétrico, su marcada homogeneidad constructiva y estilística, y la coherente relación de la ciudad con el mar que le otorga un sello distintivo y atrayente a la imagen urbana. Por su riqueza monumental y paisajística, el centro histórico urbano de esta ciudad caribeña donde sobresalen las torres miradores, las cúpulas, los frontones neoclásicos, las fachas corridas, las plazas y plazuelas, los paseos arbolados rodeados y una asimilación armoniosa de edificaciones exponentes del art decó y racionalistas, fue declarado Monumento Nacional en el año 1995. Diez años después, sus excepcionales valores como conjunto arquitectónico representativo de las ideas de modernidad, higiene y orden en el planeamiento urbano latinoamericano del siglo XIX permitieron su declaratoria como Patrimonio cultural de la Humanidad. El cosmopolitismo heredado de su etapa fundacional, el mestizaje cultural y la asimilación de valores de las raíces francesa, española, africana y criolla, condicionan una tradición de hospitalidad, una cultura del diálogo y un comportamiento ciudadano que conforman un ambiente de seguridad y acogida, respeto al visitante. Lugares de Interés: •Plaza José Martí •Catedral de Nuestra Señora de la Purísima Concepción •Teatro Tomás Terry •Palacio de Valle •Palacio Ferrer

Ver más

Sancti Spíritus

Villa de Sancti Spíritus

Fundada en 1514 en un sitio conocido como Pueblo Viejo, a 8 kilómetros de su actual posición, en 1522 la villa se trasladó al margen noreste del Rio Yayabo en su punto más alto y cercano a su cauce, desarrollándose luego alrededor de la primitiva Iglesia Mayor. Su estructura urbana de maya o plato roto, condicionada por las condiciones naturales del sitio fundacional, constituye un reflejo fiel de urbanizaciones medievales en la cual conviven hoy edificaciones de diferentes épocas y períodos constructivos que le imprimen a su zona más antigua una singular prestancia y gran riqueza visual. El patrimonio edificado de Santi Spíritus constituye un abanico de estilos con predominio de manifestaciones vernáculas, elementos de la arquitectura mudéjar y neoclásica, vitrales de medio punto, lucetas multicolores, grandes rejas con abigarrados diseños y aleros decorados con pintura mural que la distinguen del resto de las ciudades cubanas. La impronta del pasado siglo XX con elementos del art decó y el movimiento moderno completan la evolución histórica y arquitectónica de esta ciudad. El Centro Histórico de Sancti Spíritus, declarado Monumento Nacional el 10 de octubre de 1978, es un sobrio conjunto arquitectónico de impronta colonial que se resiste al tiempo y conserva casi intactas tres joyas de la arquitectura espirituana: la Parroquia Mayor, una construcción religiosa colonial de estilo romano y barroco, el Puente sobre el Río Yayabo, Monumento Nacional y único de su tipo en Cuba por su estilo romano y sus cinco arcadas, y el Teatro Principal, emblema cultural e ícono del neoclasicismo local. Sancti Spíritus preserva también con celo una tradición musical de reconocidos aportes al patrimonio musical cubano, donde destacan las tonadas campesinas y peculiares agrupaciones musicales como los tríos y los coros de clave de inconfundible sonoridad. Lugares de Interés: •Puente sobre el Río Yayabo •La Iglesia Parroquial Mayor •Parque Serafín Sánchez •Museo de Arte Colonial •Museo Provincial de Historia de Sancti Spíritus •Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena

Ver más

Remedios

Villa de San Juan de los Remedios

Ubicada al norte de la región central de la Isla, la Villa de San Juan de los Remedios debe su origen a un asentamiento cercano al litoral, conocido en las primeras décadas del siglo XVI como Santa Cruz de la Sabana o de Vasco Porcallo, en honor a su fundador. A mediados del siglo XVI, al constituirse su propio ayuntamiento, el poblado fue reconocido como la octava villa de Cuba, siendo trasladada y reconstruida tierra adentro, en su actual emplazamiento, luego del saqueo y la destrucción de un ataque pirata en 1578. Con la introducción del cultivo de la caña de azúcar y del tabaco a finales del siglo XVII y principios del XVIII en el territorio, quedó atrás la economía basada en la agricultura de subsistencia y la ganadería. Hacia la cuarta década del siglo XIX, el auge de la industria azucarera aceleró el establecimiento de ingenios y la construcción de obras de infraestructura, fundamentalmente ferroviarias. Las precarias construcciones de tabla, embarrado y guano alrededor de una plaza central siguiendo el dictado de las Leyes de Indias, cedieron ante un desarrollo urbano mayor; pletórico de edificaciones religiosas, civiles y residenciales. A finales del siglo XVIII se concretó la existencia de dos iglesias en una misma plaza y surgieron edificaciones de gran esplendor. Aumentaron las dimensiones espaciales, se redujeron los motivos decorativos, se adicionaron arcadas interiores y azoteas, simplificándose la arquitectura urbana y creándose espacios interiores amplios, elegantes y luminosos. El siglo XIX aportó edificaciones de mayor realce arquitectónico, en las que materiales como la madera, el ladrillo y el hierro fundido fueron empleados en la decoración de puertas y techos o como ornamento en aleros, capiteles y portadas. Desde entonces, los vitrales policromados y los portafaroles se convirtieron en un elemento típico de la ciudad. Remedios atesora también las famosas Parrandas Remedianas; una de las tres fiestas nacionales de Cuba declarada desde el año 2013 Patrimonio Cultural de la Nación. Esta festividad de origen religioso enfrenta amigablemente a los remédianos en dos bandos que compiten por el reconocimiento a su ingenio, creatividad e imaginería, durante una noche y una madrugada llenas de canto, baile y euforia. El Centro Histórico de Remedios conserva hasta hoy símbolos arquitectónicos de significativo valor como testimonio de una floreciente villa colonial, una vasta impronta cultural y tradiciones populares que le hacen merecedor desde 1980 de la condición de Monumento Nacional. Lugares de Interés: •Plaza Mayor, antigua Plaza Isabel II (actual Parque Martí) •Parroquial de San Juan Bautista •Ermita de Nuestra señora del Buen Viaje •Museo de las Parrandas Remedianas •Casa Museo “Alejandro García Caturla” •Museo Municipal de Historia Francisco Javier Balmaseda •Monumento a los Mártires de la Patria

Ver más

Bayamo

Villa de San Salvador de Bayamo

Fundada en 1513 por Diego Velázquez, la villa de San Salvador de Bayamo floreció económicamente en las primeras décadas del período colonial español gracias a las favorables condiciones para la navegación del Río Bayamo y la riqueza de su cuenca. Los méritos históricos de esta ciudad y de sus pobladores, desde la conquista hasta nuestros días, le convierten en símbolo de resistencia aborigen y de rebeldía, de pensamiento insurgente, de lucha por la independencia y de apoyo al movimiento revolucionario cubano en la última etapa de la liberación nacional. En el siglo XIX, Bayamo fue centro de conspiraciones contra el poder colonial español y en 1868 los patriotas bayameses lideraron y protagonizaron el primer estallido nacional independentista. La ciudad pasó a ser la primera capital de la República en Armas; donde se cantó por primera vez el Himno Nacional y fue presentada la bandera que hoy preside las sesiones del parlamento cubano. El heroísmo de los bayameses escribió una de las páginas más trascendentales de la historia patria, cuando en 1869 prefirieron quemar la ciudad antes que entregarla al ejército colonial español. Para la reconstrucción de Bayamo, entre finales del Siglo XIX y principios del XX fueron empleados los códigos arquitectónicos del momento, conformándose una imagen urbana donde conviven armónicamente emblemáticas edificaciones coloniales de altísimo valor histórico con otros inmuebles, fundamentalmente construcciones domésticas, de orden ecléctico o representativos de los estilos art decó, art nouveau y neoclásico que se caracterizan por la simplicidad de sus fachadas y la sobriedad ornamental de los trabajos de herrería. Esta ciudad, tierra natal de próceres independentistas y cuna de la nacionalidad cubana conserva costumbres y tradiciones musicales, culinarias y festivas que junto a los emblemáticos coches de caballo, como socorrido transporte público local, enriquecen y dinamizan su vida cultural. Por sus relevantes valores patrimoniales, y con 130 sitios históricos localizados en su trama urbana, desde el año 1978 el centro histórico de la ciudad de Bayamo ostenta la condición de Monumento Nacional. Sitios de Interés • La Catedral de Bayamo •La Casa de la Cultura "20 de octubre" •Museo Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes •La Casa de la Trova “La Bayamesa •Museo de Cera

Ver más